• Decrease font size
  • Reset font size to default
  • Increase font size

Boletines DELTA

¡Suscríbase GRATIS!
Correo Electónico *
Nombre
Apellido
País
Boletines:

Citas Citables

" El hombre más pobre es aquel que solo tiene dinero. "

John D. Rockefeller, Sr.


Home Artículos Autores Invitados Otros Dos procesos a considerar en una organización que aprende
Dos procesos a considerar en una organización que aprende Imprimir E-mail
Artículos - Invitados - Otros
Escrito por Jose Camilo Daccach T.   
PautaArticulos Cuadro y Vert
La habilidad de respuesta de las organizaciones para hacer cambios importantes en sus procesos, productos y/o servicios para satisfacer la demanda de los clientes se puede soportar reforzando el contexto de una organización que aprende.

Las organizaciones se enfrentan a un ambiente que exige realizar cambios importantes en sus procesos, productos y/o servicios, con la intención de satisfacer sus demandas. Su habilidad de respuesta se reflejará con las capacidades de adaptación y aprendizaje desarrollado internamente, si no hay un resultado favorable, seguramente caerá en una crisis de supervivencia en el entorno.

Por tal situación, es necesario que una organización, contemple la necesidad de formular e implementar estrategias que promuevan las capacidades de adaptación y aprendizaje. En esta aportación se involucran dos procesos que pueden contribuir a que la empresa y su personal, sean competitivos en un entorno cambiante y complejo.

Los dos procesos son: la auto-organización y el aprendizaje organizacional, si ambos se aplican en la empresa, se podrá reforzar el contexto de una organización que aprende.

La auto-organización, es un proceso que permite establecer orden y estabilidad entre los elementos de un sistema que interactúa en un ambiente complejo; es decir, en una empresa, se manifiesta en acciones orientadas a: analizar información de una diversidad de factores ambientales que influyen en sus actividades, estudiar sus características, reflexionar la respuesta necesaria, e implementar esfuerzos que permitan adaptarse de una manera ordenada y sistematizada.

El aprendizaje organizacional, es un proceso que: percibe, codifica, adecúa, almacena y transmite, información de y para el medio ambiente, a través de conocimientos, habilidades, experiencias y comportamientos formados por la persona, con la finalidad de responder competentemente.

El valor agregado se manifiesta cuando lo anterior se comparte y enriquece con sus compañeros de trabajo, clientes y abastecedores de recursos, a fin de saber responder eficientemente en el logro de responsabilidades, tanto de manera individual, grupal y organizacionalmente.

Si ambos procesos son alineados a las estrategias de una organización, se tendrá la facilidad de adaptarse al entorno, además de desarrollar conocimientos que enriquecen las capacidades de respuesta, de esta forma, la empresa aprende.

Por lo tanto, una organización que aprende se orienta a incrementar la competitividad, además de alcanzar niveles de desempeño que permite enfrentar los cambios de un entorno al que se puede adaptar, siempre y cuando establezca un control en su interacción.

Las organizaciones actuales se caracterizan por participar en una interacción constante con su medio ambiente, transformando y generando valor en sus productos. Para mantener un estándar en sus actividades, se requieren procesos internos orientados a la mejora continua.

De esta manera, surge la necesidad de desarrollar mecanismos internos que promuevan la libertad para: desarrollar, transmitir y compartir conocimientos entre sus miembros, además de, facilitar el proceso de: percepción, interpretación y adaptación.

Ante esta situación, se identifica que el aprendizaje organizacional es un proceso continuo que genera valor, permite desarrollar las competencias del personal que la integra, y contribuye a la obtención de ventajas competitivas.

La auto-organización del personal en una organización que aprende

El personal que se ve involucrado en este sistema complejo debe caracterizarse por ser: independiente, auto-organizado, competitivo y creativo. La organización tiene la obligación de establecer acciones motivacionales y canales de comunicación que impulsen el desarrollo de sus competencias, además de establecer estructuras organizacionales flexibles, adaptables y organizadas para sobrevivir.

En una empresa auto-organizada, los colaboradores crean sistemas con otros dentro o fuera de la empresa, con la finalidad de enfrentar un problema, idea o propósito en común. Estos sistemas se sostienen al mantener un flujo de información dinámico, para interpretar y dar significados a las necesidades y cambios requeridos tanto para su sostenimiento, como su perseverancia en el entorno.

La organización que aprende con los procesos de auto-organización y aprendizaje organizacional

El funcionamiento estructural de una organización, requiere de la contribución de su gente, quien debe tener las capacidades y efectividad necesaria para lograr las metas predeterminadas. Para que el personal se sienta dispuesto y motivado a compartir sus experiencias y talentos, se requiere de una organización que permita trabajar en equipo, inteligente y disciplinadamente.

La empresa requiere establecer puestos de trabajo con capacidad de auto-organización, que se apoyen de recursos tecnológicos y conocimientos para desarrollarse en cualquier parte de la organización. Así, el personal que aprende tendrá la libertad para hacer y desarrollar libremente sus capacidades y talentos, en un ambiente de confianza, donde los gestionan dinámicamente para obtener un resultado mayor de sus aportaciones.

Por lo que gracias a la auto-organización, se obtendrán resultados favorables con el personal que participa en los procesos estructurales de la empresa, siempre y cuando se ejecuten acciones como las que a continuación se mencionan:
  • Generar confianza en el personal para tomar iniciativas en el desarrollo de capacidades para pensar, participar, aportar y crear.
  • Definir una visión compartida que los motive a alcanzar resultados favorables.
  • Estructurar claramente las responsabilidades y funciones para que puedan ejecutarse.
  • Facultar a cada individuo para realizar su trabajo y tomar decisiones libremente.
  • Trabajar con procesos flexibles, eficientes y constructivos, que permitan interactuar y realizar un mejor trabajo en conjunto.
  • Adoptar la filosofía de un trabajo que se caracterice por: su autonomía, el aprovechamiento de los talentos, el desarrollo de competencias, y el poder compartir experiencias y conocimientos.


Por otra parte, facilitar el desarrollo del aprendizaje en la organización mediante la participación y creatividad de la persona, enriquece la capacidad competitiva, puesto que el aprendizaje organizacional se convierte en un proceso de reflexión colectiva entre los miembros de la empresa, quienes recopilan información de su ambiente interno y externo, la interpretan, dan sentido y comparten entre sí, para motivar acciones que les producen cambios duraderos.

Si se comparte toda la información entre los grupos de trabajo, se podrán desarrollar comportamientos uniformes que se manifiestan a través de la productividad, innovación, efectividad y desempeño.

De esta manera, se concluye que una organización que aprende, debe contemplar esfuerzos internos que promuevan el orden y la estabilidad de su funcionamiento, además de establecer una estructura flexible que permita la libertad del personal para poder hacer las actividades de una manera eficiente, compartir conocimientos y contribuir al desarrollo de competencias con las cuales, la adaptación y aprendizaje, sean elementos que contribuyan al cumplimiento de los objetivos.



Autor: Noé Chavez H.
Sitio Web: www.degerencia.com
Tomado con Autorización expresa
Dos procesos a considerar en una organización que aprende
 

Boletines DELTA

Mantengase informado y actualizado.  Suscríbase a El Reporte DELTA, DELTA Tips, Joyas DELTA, Artículos DELTA, Software DELTA, y Gerencia de Proyectos DELTA para tener en su buzón lo más novedoso de la tecnología informática.  Suscríbase Gratis Aquí

Servicios DELTA

Más de 25 años colaborando en el desarrollo de estrategias efectivas en la generación de valor agregado a través de la aplicación de las tecnologías de información y comunicaciones.  Ser competitivos es cada vez más difícil.    Servicios de Consultoría

Ayúdenos a Ayudar

Ayúdenos a Ayudar. Con tan solo $40.000 mensuales (US$ 18.00) podrás APADRINAR a un niño o niña y favorecerlo en el cubrimiento de sus necesidades básicas.   Ayúdenos a Ayudar, Apadrine un niño HOY