Si quiere utilizar las redes sociales para su negocio, hay que tener un claro entendimiento de los objetivos y cómo lograrlos.

Hace unos diez años aproximadamente vienen operando las diferentes redes sociales, habilitando buena parte de lo que se conoce como la Web 2.0, donde pasamos de conectar textos a conectar personas.

Inicialmente se crearon unas plataformas comunitarias muy privadas, y Facebook no fue la excepción. El objetivo era unir personas que ya en el mundo físico estaban unidas, pero proveer información adicional de maneras imposibles de realizar en el mundo físico, como saber el estado, ubicación y hasta “lo que estas pensando ahora”.



Si bien Facebook acaparó y sigue acaparando la atención de los medios, hay otras muchas comunidades que se unen a través de redes sociales, no tan grandes ni tan concurridas, pero si muy específicas para atender nichos de personas o de actividades. Comunidades de amantes del vino, o seguidores de un autor en particular, fanáticos de un equipo deportivo, o ingenieros interesados en la innovación. Muchas de estas se convierten en joyas cuando se encuentran, pero son difíciles de encontrar, porque precisamente su propósito no se mide en “numero de fans” o número de suscriptores.

Como buena parte de los desarrollos en Internet, las redes sociales presentan unas oportunidades increíbles para el desarrollo de estrategias empresariales que exploten estas funciones, especialmente las de comunicar y compartir. Las redes sociales entonces se unen a esa ya probada serie de “herramientas” de mercadeo por Internet como los correos electrónicos, la publicidad por Internet, los blogs, y recientemente hasta los canales de marca en YouTube.

Muchas empresas han seguido lo que muchas personas hicieron, algunas tímidamente, otras con muchos errores. Errores como crear un perfil personal en Facebook a nombre de una empresa y hacerse pasar por una persona ya no son perdonables. Hace unos meses tal vez, pero hoy ya no. Para eso existen las páginas en Facebook. Vender en los muros tampoco es un buen uso de las herramientas, ya existen tiendas virtuales dentro de las redes sociales. Son solo un par de ejemplos de los errores comunes que vemos.



Pero el mayor error, y lo que realmente lleva a considerar un fracaso la participación de las empresas en las redes sociales es la poca interacción que generan entre los miembros de la red. Los medios anteriormente mencionados como el correo electrónico y el sitio Web, por diseño, eran prácticamente para comunicación en una sola vía. Las redes sociales exigen, para que sean exitosas, que haya comunicación no solo en dos vías (empresa – cliente) sino en múltiples vías entre los mismos clientes.

Para que una red social funcione como tal, los miembros de la red tienen que interactuar y esta interacción debe generar conversiones (ventas, visitas, etc). Es aquí donde se mide el real éxito de una red social: que no solo facilite la interacción entre los miembros, sino que a través de esta interacción se obtenga o se genere desde relaciones personales hasta creación de conocimiento.

Las empresas se han limitado a utilizar a Facebook, Twitter y otra serie de herramientas como un canal más, de comunicación de una sola vía. Se omite la interacción, no porque la plataforma falle, sino porque la estrategia de aplicación de las redes sociales, si es que crean una estrategia, no está teniendo en cuenta los requisitos para generar la interacción.

Para que esta interacción se de, se requiere estructurar y ejecutar la estrategia que permita incentivar la interacción. Algunas actividades que se pueden desarrollar para que la interacción efectivamente se de incluyen:



  • Actualizaciones picantes. Revise si las actualizaciones que usted incluye en el muro de su sitio realmente van a ser interesantes para sus prospectos o miembros de la comunidad. ¿Invitan a conversación? En vez de colocar frases sobre lo que está haciendo su negocio, considere incluir preguntas que obtengan interacción, preguntas que hagan que las personas piensen por un momento y luego los lleve a querer saber más. ¡Entre más irresistible la pregunta, más interacciones generará!
  • Solicite interacciones. Una de las mejores maneras de iniciar una conversación entre miembros de la red es simplemente preguntar. Cundo crea un contenido en su página puede solicitarle a los visitantes que lo compartan con sus amigos y hasta puede pedirles que hagan clic en “Me gusta”.
  • Invitarlos a Eventos. Una de las herramientas más subutilizadas de una página en Facebook es la funcionalidad de eventos. Por lo general lo usan exclusivamente para promocionar eventos físicos, pero lo puede hacer para promocionar eventos virtuales. Cree eventos e invite a sus seguidores, agregue valor y haga que inviten a sus amigos también.

Hasta aquí generamos interacción, ahora deberá medir que esta interacción aumentada también cumple con los objetivos para los cuales el negocio está en las redes sociales, que en últimas deben estar ligados a los objetivos del negocio, como generación de ventas, o mejor servicio al cliente, entre otros.

Ha habido varios ejemplos recientes con la utilización de las redes sociales para generar movimientos, crear conciencias, y buscar elegir funcionarios públicos.  Crean un alto numero de seguidores y adeptos en la red, pero a la hora de ir a la práctica en el mundo real (como el equivalente de hacer que un visitante a nuestra red social luego vaya a la tienda a hacer una compara), no se logran los resultados esperados. En conclusión, fallido todo el esfuerzo.



Revise o construya una estrategia de redes social efectiva, de lo contrario es mejor no participar, porque será una pérdida de tiempo, esfuerzo y hasta imagen!

Comentarios
Compartir este contenido en:

Sobre Nosotros

Estamos ubicados en Cali, Colombia, y prestamos nuestros servicios en forma local, nacional e internacional.

gerencia@deltaasesores.com
Skype:  jocada

+57 (2) 555 4135
+57 313 737 3969

Carrera 130 # 11-153
Cali, Colombia

© 2019  José C. Daccach T. -  DELTA Asesores
Todos los derechos reservados.