¿Por qué si hay tanto software gratuito, todavía hay tantas empresas produciendo software pago, licenciado o por servicio?

Hay movimientos importantes en la industria del software, desde la consecución del recurso humano, hasta el esquema bajo el cual se ofrecen los servicios, que propicia una mirada más a fondo.

Papel en la Empresa

Importante primero determinar qué papel juega la tecnología informática en la empresa y si se es líder o seguidor cercano al líder, qué política se utiliza para determinar entre hacer el software en casa, o comprarlo hecho a un tercero.



Si se decide hacer el software al interior de la compañía, por lo general solo cubrirá el software aplicativo, porque los demás, como el software de base de datos, el sistema operativo, los servidores de correo electrónico y Web, entre muchos otros programas se adquirirán igual que en las empresas que también adquieren el software aplicativo.

Recurso Humano

Hoy son tantas las tecnologías y aplicaciones de la misma disponibles que no es factible tener un “batallón” al interior de la empresa para resolver toda la problemática. Se hace indispensable tener el recurso humano necesario para agregar valor, y complementar lo ofrecido por los proveedores. 

Para tener en cuenta, cada día son menos los “ingenieros de sistemas” toderos, y ahora los hay más especializados. Hace 25 años apenas iniciaba la “ingeniería de software” como carrera, y ahora dentro de la misma hay varias especializaciones (desarrollo de aplicaciones Web, diseño y mantenimiento de bases de datos, expertos en interfaces de usuario, desarrollo de programas multimedia, diseñadores gráficos de ambiente Web, etc.)

Es difícil que el recurso humano se sienta bien “aprovechado y remunerado” al interior de una compañía cuyo coro del negocio no sea hacer software, por la falta de oportunidades para desarrollar y aplicar todo su conocimiento.

Licenciamiento de las aplicaciones

Se opta por política, cuando una solución cumpla con aproximadamente el 75% de los requerimientos de una necesidad en la empresa, adquirirla en vez de desarrollarla, no solo por la dificultad de lograr una madurez y estabilidad en la aplicación, sino por lo que conlleva el constante mantenimiento de la misma, tanto para efectuar correcciones y adiciones funcionales como para “modernizar” y adaptar las nuevas tecnologías y versiones de la plataforma base.

Ahora bien, el gran cambio se está dando en la manera como implemento este licenciamiento.  Hay un movimiento muy fuerte hacia la proveeduría del servicio de las aplicaciones, donde los funcionarios de las empresas entran por un navegador, con un usuario y clave de acceso, al sistema de la compañía.  No importa donde están los servidores, ni el software, ni los datos, ni nada. (Bueno, si le debe importar a quien maneja la relación con el proveedor de los servicios, pero en general para la empresa debe ser transparente.)

Soporte

Cuando se adquieren aplicaciones por lo general se requiere del soporte del proveedor para su implementación. Es en este soporte que radica buena parte del éxito en su implementación, no tanto en la parte de ayuda en el manejo de la tecnología, sino en la interacción con el usuario en acomodar el proceso mediante parámetros dentro de la aplicación, para que la compañía pueda seguir explotando su ventaja competitiva y entregando su propuesta de valor.

Es aquí donde “ganan” la partida las empresas productoras de software sobre el software gratuitamente disponible en la Web. La estructura empresarial en pie por las grandes casas de software, incluye un buen número de ingenieros dedicados a la asesoría en la implementación y en recortar ostensiblemente la curva de aprendizaje para que el cliente pueda obtener beneficios cuanto antes con la implementación.

En el caso del software gratuito, es muy poco el soporte que se tiene, no tanto en la parte técnica, la cual se suple con foros de la comunidad en la Web, sino en la implementación del aplicativo y su amoldamiento a la legislación local, procedimientos empresariales, y forma de operar.

Tendencia en el Mercado

Muchas empresas han hecho esfuerzos para establecer un soporte técnico y procedimiental a aplicativos bajo licenciamiento gratuito. No han sido muchos los experimentos que han terminado con resultados satisfactorios. En algunos casos por extrapolación del modelo actual, es decir, cobrar por el soporte un porcentaje de lo que valen las licencias, y si las licencias no valen, el soporte tampoco tiene pié para cobrarlo.

Otras incorporan el software gratuito como parte de sus servicios.  Es decir, ofrecen servicios, por ejemplo, de optimización de procesos, y utilizan software gratuito que haya disponible para ello.  LA negociación no es de licenciamiento de software, sino de consultoría para la optimización de procesos.  El software es un apéndice.

En otros casos se da por la baja “credibilidad” en estos aplicativos sin renombre y sin grandes empresas detrás de ellos. 

Ambas tendencias están en un punto de quiebre, donde ya los proveedores están tasando la asesoría no como porcentaje del valor de las licencias sino como un valor de honorarios por asesoría. Y por otra parte, crece cada día la credibilidad en los aplicativos “sin nombre y apellido” pero que por experiencia han mostrado buenos resultados.

Inicialmente se da en la parte operativa y de infraestructura donde los servidores Web, Servidores de correo, Firewalls, Servidores de Archivo, sistemas operativos, bases de datos, hacen su incursión con muy buenos resultados.   Eventualmente seguirán su tránsito hacia los temas transaccionales básicos como los inventarios, o las cuentas por cobrar.

También hay una fuerte tendencia de “retorno al pasado” cuando se tenían los “service” que procesaban en otra parte la información porque era muy costoso tener infraestructura propia. Ahora el costo no es tanto de la infraestructura sino del mantenimiento de la misma, costo que está generando el crecimiento de oferta de servicios completos, incluyendo el centro de procesamiento, el soporte, el mantenimiento de la infraestructura, y el licenciamiento de las aplicaciones.  No en vano tenemos ofertas de este tipo de servicios directamente por parte de los fabricantes del software.

De cualquier manera que decida hacerlo, tenga en cuenta que si su negocio no es la tecnología informática, es mejor utilizar experiencia que puede adquirir o a la que puede acceder, para que usted se pueda concentrar en su promesa de valor.



Comentarios
Compartir este contenido en:

Sobre Nosotros

Estamos ubicados en Cali, Colombia, y prestamos nuestros servicios en forma local, nacional e internacional.

gerencia@deltaasesores.com
Skype:  jocada

+57 (2) 555 4135
+57 313 737 3969

Carrera 130 # 11-153
Cali, Colombia

© 2018  José C. Daccach T. -  DELTA Asesores
Todos los derechos reservados.