El cómputo en la nube se ha convertido en una excelente alternativa para que las pequeñas empresas puedan acceder a servicios sofisticados que hasta ahora solo habían estado disponibles para la gran empresa.

Mucho se ha hablado y direccionado sobre las bondades y ventajas del “cómputo en la nube”, ventajas que con cada instalación y migración se validan.

No hay dudas que el ambiente virtualizado de una “nube” permite aumentos dramáticos en eficiencia.  Esta eficiencia, en conjunto con economías de escala resultan en costos operativos más bajos que lo que la mayoría de las empresas pueden obtener.

Las empresas que proveen los servicios de “computo en la nube” pasan parte de este beneficio a sus clientes, dando la posibilidad de que pequeñas empresas, al igual que las grandes compañías, pueden ahorrar dinero cuando tercerizan parte de su infraestructura.



Adicional al ahorro en dinero, se obtienen también los siguientes beneficios para el negocio:

1. Pagar por lo que se usa

Es el primer paso a convertir la infraestructura de cómputo en un estilo de “servicio publico” como tenemos hoy la energía, el agua y el teléfono.  El esquema que se estructura, por lo general incluye un costo de “alistamiento” o de instalación, y unos valores unitarios por consumo que se acuerdan entre cliente y proveedor.

Esto permite que se tenga un control muy claro sobre lo que se utiliza, quién lo utiliza y qué tan eficiente uso hace del recurso.

2. Fácil escalabilidad para largo plazo

Al adquirir el servicio pierde relevancia la infraestructura en cuanto a dos temáticas complejas que por lo general no se desarrollan al interior de las empresas: análisis de uso, y planeación de capacidad.

La escalabilidad a largo plazo implica la aplicación de tendencias de uso hacia la obtención de plataformas que soporten el crecimiento operacional de la compañía.  Con el tiempo se procesarán mas facturas, se atenderán más clientes, se tendrán más referencias, y como mínimo, más archivos históricos.

Esta escalabilidad en un tercero es mucho mas sencilla que si se hace internamente en la empresa, lo que implicaría comprar equipos cuyas características mínimas sobrepasen la necesidad de la empresa puntualmente.

3. Escalabilidad instantánea para responder a picos de demanda

Por lo general la capacidad se planea en las empresas para atender todo tipo de demanda. Sin embargo, algunos procesos crecen de tal forma que en los momentos de ejecutarlos, si no se tiene capacidad de cómputo suficiente, implica que algunos usuarios no puedan trabajar, o que ese proceso corra en horario nocturno, por ejemplo.

Al adquirir capacidad de cómputo en la nube, es factible contratar para crecimientos temporales en la capacidad de cómputo y/o almacenamiento para atender un pico, que se puede dar por una campaña de mercadeo masivo, por ejemplo, o por un hecho de mercado inesperado.

Una vez surtido el pico en la demanda, se regresa al sistema con capacidad “normal” dentro de la contratada.

La escalabilidad comprende obtener mayor poder de cómputo o velocidades de procesamiento por demanda.  Si necesita mas, es muy fácil decirle a su proveedor que le de mas.  Eventualmente esto será también como el servicio público, donde si usted requiere mas agua, basta con abrir el grifo.  Esto supone que el proveedor tendría capacidad “ilimitada” lo cual todavía no es tan cierto en el manejo de capacidad de cómputo, pero se llegará a ese punto eventualmente.

4. Libertad de la Carga Administrativa

La administración de una infraestructura, si bien es un trabajo silencioso y que por lo general pasa desapercibido, es ingrata y costosa.  La administración incluye desde el manejo de las copias de respaldo hasta la instalación de nuevas versiones, afinamiento de las máquinas, y monitoreo del servicio.

Estas tareas por lo general pasan a estar bajo responsabilidad de quien provee el servicio, liberando al personal técnico de la compañía para tareas que agreguen mayor valor.

Estas bondades permiten que todo tamaño de empresas puedan aprovechar funciones que solo estarían disponibles para empresas muy grandes, como el manejo de redundancias, protección contra fallos, copias de respaldo, y herramientas administrativas.

El aprovechamiento de estas ventajas parte de una buena selección del proveedor de su nube.

Comentarios
Compartir este contenido en:

Sobre Nosotros

Estamos ubicados en Cali, Colombia, y prestamos nuestros servicios en forma local, nacional e internacional.

gerencia@deltaasesores.com
Skype:  jocada

+57 (2) 555 4135
+57 313 737 3969

Carrera 130 # 11-153
Cali, Colombia

© 2018  José C. Daccach T. -  DELTA Asesores
Todos los derechos reservados.