Se debe pasar de tener datos almacenados a usarlos. Pero para usarlos deben ser de optima calidad.

En los últimos años las compañías se han dedicado a la implementación de sistemas de información que cubran necesidades básicas operativas. Algunas impulsadas por la necedidad de aumento de productividad, otras por la imperante competitividad. Sin embargo los esfuerzos pararon ahí.

La implementación de sistemas de información corporativos e integrados permiten que las empresas eviten la doble digitación, que todas las operaciones sean ingresadas al sistema en la fuente, que toda la compañía utilice la información que necesite, esté donde esté y otra serie de ventajas con las cuales no se contaba hace unos pocos años por decisiones anteriores.



Sin embargo, nos hemos limitado a guardar la información de todas nuestras transacciones. Se almacenan los pagos de los clientes, el contenido de las facturas, las fechas de producción de cada orden, hasta los tiempos perdidos y la eficiencia diaria para cada máquina de la planta. Administrativamente tenemos un registro contable casi que a diario de todas las transacciones y si se quisiera, se pudiera obtener un estado de Ganancias y Pérdidas a diario.

Hasta aquí alcanzó el impulso de los grupos de trabajo de implementación de estas tecnologías. Se ha dejado de hacer el paso que mayor rendimiento da a la empresa y es la explotación de toda estos datos, mediante su conversión a información. En algunos casos lo llaman data warehousing o data mining (bodegaje o minería o extracción de datos). Sin embargo considero que el concepto de Data Warehousing y Data Mining es muy complejo para un buen numero de empresas en nuestro medio donde apenas estamos empezando a disfrutar de información consolidada y donde la cultura corporativa no tiene capacidad para absorber este nivel de análisis.

Existen conceptos sencillos que implican la consolidación de información en una misma área, como por ejemplo, el producto de mayor venta en unidades o en pesos, la lista de los productos de mayor rotación en el inventario en orden descendente. También se puede iniciar procesos de combinación como cuántos ítem en promedio compra un visitante a nuestro almacén, o cada cuanto se efectúan compras repetitivas por parte de nuestro cliente. 

Este tipo de análisis no requiere un alto nivel de equipamiento ni programas. Requiere la disposición de las personas a cargo de la toma de decisiones para que inicien la explotación de esta información. La tecnología existe hace más de 15 años para analizar este tipo de relaciones, ahora con lo barato del almacenamiento, también están los datos en forma cruda. Solo basta que se inicie entonces el aprovechamiento de toda esta información para hacer realidad las promesas iniciales bajo las cuales se montaron las aplicaciones integradas desde un principio. ¡Manos a la obra!



Comentarios
Compartir este contenido en:

Sobre Nosotros

Estamos ubicados en Cali, Colombia, y prestamos nuestros servicios en forma local, nacional e internacional.

gerencia@deltaasesores.com
Skype:  jocada

+57 (2) 555 4135
+57 313 737 3969

Carrera 130 # 11-153
Cali, Colombia

© 2019  José C. Daccach T. -  DELTA Asesores
Todos los derechos reservados.