Es indispensable tener muy claro si usted lo que quiere es montar un negocio en Internet o aplicar las tecnologías de Internet a su negocio.

Desde los inicios de la Internet se empezaron a montar negocios sobre el mismo concepto. Los primeros negocios surgieron para precisamente proveer acceso a Internet. Hoy tenemos una amplia gama de negocios por Internet.

Sin embargo, los negocios lo que realmente deben preguntarse es si su oficio es crear negocios en Internet, o utilizar Internet para su negocio. Suena como un juego de palabras, pero en realidad hay una diferencia profunda entre los dos conceptos.



Los negocios en Internet son los que se han generado para construirse sobre la Internet en su totalidad. En buena parte explotan las bondades de Internet o los servicios que se incluyen de primera mano sobre la infraestructura de la Web. Se promulga un “estilo de vida” que se puede lograr con la estructuración de “su propio negocio en Internet”, un estilo de vida bastante sosegado, con base en que el negocio en Internet debe generarle ingresos suficientes para estar tranquilo.

Hoy se encuentra una oferta inmensa de este tipo de negocios, y para quienes no tengan idea de “que hacer el negocio”, también hay portales especializados en ofrecer ideas. Yo sigo siendo más cauto en la velocidad con la que se obtienen los resultados que producen, y que el tema no es “tan fácil” como lo quieren hacer ver. Soy un convencido en firme que hay que trabajar y muy duro, para generar confianza, tráfico, entrega de los servicios, mantener la satisfacción del cliente, y garantizar que el negocio sea duradero, y por encima de todo, generar un valor diferenciador ante la gigantesca competencia.

Muchos de estos negocios se venden con la “promesa” que será rico si aplica tal o cual concepto que le explicarán los expertos, quienes se promocionan con su éxito propio, ofreciendo precisamente compartir con sus clientes los trucos ya aprendidos. La estrategia para seducir a las personas es abordar situaciones de bienestar general y deseo común, como ser autosuficiente económicamente, y si hay que trabajar poquito porque “el sistema trabaja mientras usted duerme”, mejor aún.

No tengo nada en contra de este tipo de negocios, simplemente son una forma de aplicar las tecnologías de Internet, para crear un negocio, que antes de Internet no existía o era muy difícil de llevar a cabo, y tratar de explotar su desarrollo por este medio. Las ofertas van desde ideas para negocios hasta productos para revender en esquemas multinivel.



En el otro extremo está la aplicación de la Internet a los negocios. Aquí se trata de aplicar las tecnologías que nos brinda la Internet, como el Chat, la Web, el correo electrónico y la videoconferencia, el internet de las cosas, trabajo colectivo, entre muchas otras, a los productos, procesos y experiencia del cliente del negocio ya establecido.

Aquí se interviene el modelo de negocio, es decir, ese conjunto de actividades, procesos, y recursos que se incorporan en cadena para que fluidamente se pueda atender los clientes, generar productos, manejar proveedores, y demás elementos comunes de una empresa tradicional.

Se busca con las tecnologías de Internet acercar al cliente con la posibilidad de que ordene a través de una tienda virtual, o que los distribuidores puedan hacer sus pedidos a través de la presentación de catálogos de colecciones por parte del productor, hacer subastas para mejorar y optimizar las compras, generar boletines electrónicos para la fidelización del cliente y anunciar nuevos productos.

La gran diferencia en la utilización de la Internet para negocios es que el negocio ya existe, así nos topemos con que muchos empresarios no tienen claro el modelo de negocio, pero si lo pueden desarrollar en pocos minutos. La tarea aquí es la aplicación del pensamiento inductivo para generar aplicaciones de tecnología informática que permitan mejorar la competitividad, la productividad, o hasta generar una ventaja competitiva.

Cada vez aparecen más casos exitosos de aplicación, no exclusivos a la gran empresa, sino al alcance de todo tipo y tamaño de negocio.

Es muy importante tener en cuenta qué tipo de uso le quiere dar a las tecnologías de Internet. Si quiere armar una lista de correo electrónico para anunciar sus productos a sus clientes, es muy distinto que si la quiere armar para vender en ella publicidad, al estilo negocios en Internet. De una adecuada selección de objetivo depende buena parte del éxito de su estrategia.

Comentarios
Compartir este contenido en:

Sobre Nosotros

Estamos ubicados en Cali, Colombia, y prestamos nuestros servicios en forma local, nacional e internacional.

gerencia@deltaasesores.com
Skype:  jocada

+57 (2) 555 4135
+57 313 737 3969

Carrera 130 # 11-153
Cali, Colombia

© 2018  José C. Daccach T. -  DELTA Asesores
Todos los derechos reservados.