Sólo cuando la máquina esté aceitada podrá hacer magia y generar innovación con tecnología informática. Mientras tenga problemas transaccionales, será difícil innovar.

“La tecnología Informática es la herramienta más poderosa y más simple para romper las suposiciones y las reglas, y es lo que hace posible encontrar nuevas formas de operar.”

Esta es una cita de Michael Hammer, padre de la Reingeniería, haciendo énfasis en los beneficios de la aplicación de la tecnología informática en las empresas.

La reingeniería fue el “caballito de batalla” en los años ochenta, y desde ese entonces se considera la tecnología informática no solo como una herramienta transaccional, sino como fuente de innovación.   Hoy sabemos mucho más de la aplicación de tecnología al negocio, y también tenemos un desarrollo enorme en la tecnología informática en los últimos 25 años, y sin embargo todavía nos quedamos cortos en los procesos de innovación con tecnología informática.



La necesidad de innovar no es reciente, ha estado presente en todos los negocios en todas las épocas. Lo que si se ha acrecentado en el tiempo y con la alta competencia, es la velocidad con que se requiere la innovación, y el impacto que se tiene en los negocios si no se efectúa correcta y efectivamente. Innovar por innovar no tiene mucho sentido hoy, la innovación debe estar ligada a los objetivos futuros y a la visión de la compañía.

«… Quieren que seamos magos .. «   dijo un asistente a los talleres cuando preguntamos sobre qué consideran esperan los negocios de los gerentes de TI. Efectivamente, las compañías hoy esperan del area de tecnología informática que sean fuente de innovación, e inclusive que “adivinen” qué es lo que va a necesitar el negocio en cada una de sus diferentes áreas para poder operar adecuadamente y por encima de la competencia en el futuro.

Tamaña carga, sin embargo tenemos una serie de herramientas, avances de tecnología, metodologías, y demás elementos que si los sabemos utilizar podemos generar una línea inagotable de generación de ideas, algunas que no tienen realmente aplicabilidad, y otras que pueden ser lo que mueva la compañía en los años por venir.

A pesar de toda esta artillería, es indispensable que se resuelvan unos temas previamente, de tal manera que la innovación no sea algo de “cuando se pueda” sino un proceso en pié en la compañía, como todos los demás, con asignación de recursos y exigencia en los resultados

Para que la innovación sea efectiva en el negocio, no puede ser un proceso exclusivo en el área de tecnología de la compañía. Si bien en estas dependencias se desarrolla un conocimiento holístico de la operación de la empresa, es prácticamente imposible que desde ahí se conozcan los avances y las tendencias en la línea de negocio de la empresa, y si se conocen, no hay facilidad para identificar el impacto en nuestra empresa. Es aquí donde interviene la necesidad de conformar un equipo interdisciplinario en la compañía, que obviamente incluya personal del área de TI, pero que además involucre a los líderes funcionales, quienes en últimas serán los llamados a aplicar la tecnología para lograr estos beneficios competitivos.



Por otra parte, es indispensable que el área de TI pueda abstraerse de la problemática operativa del día a día para poderse concentrar en el futuro. Está comprobado que mientras haya problema en el diario que se deban atender de manera inmediata, no habrá tiempo para pensar en el futuro.

Es necesario entonces que antes de pensar en innovación, en conformar grupos de trabajo, de generar ideas, se tenga claridad que el día a día ni la falta de las personas adecuadas harán de la gestión de la innovación un proceso fallido. Es el momento para analizar las cargas al interior de TI, y validar si realmente todas las actividades que ahí se desarrollan, se deben desarrollar ahí, es la forma más eficiente de efectuarlas, y si se brinda soporte operativo adecuado al negocio sin necesitar atención de TI. Solo cuando tenga la “máquina aceitada” podrá dedicarse eficientemente a lo que la compañía pide a gritos: gestión de la innovación desde la aplicación estratégica de la tecnología informática, o «hacer magia».

Comentarios
Compartir este contenido en:

Sobre Nosotros

Estamos ubicados en Cali, Colombia, y prestamos nuestros servicios en forma local, nacional e internacional.

gerencia@deltaasesores.com
Skype:  jocada

+57 (2) 555 4135
+57 313 737 3969

Carrera 130 # 11-153
Cali, Colombia

© 2019  José C. Daccach T. -  DELTA Asesores
Todos los derechos reservados.