En el contexto empresarial significa más comúnmente la distribución, tanto física como lógica, de los recursos de computo.

El termino Arquitectura puede hacer referencia al diseño de una computadora. Sin embargo, en el contexto empresarial significa más comúnmente la distribución, tanto física como lógica, de los recursos de computo. Físicamente se establece cuales tipos de computadores se utilizarán y donde estarán ubicados. Lógicamente se define como se distribuirá la carga de procesamiento y el almacenamiento de la información.

La arquitectura de los recursos de cómputo en una empresa es muy similar a la estructura de toma de decisiones de la misma. Cuando se crean las compañía, se tiene pocos empleados y el dueño puede y debe hacer todo: llevar la contabilidad, hacer las ventas, compras y todas las demás actividades requeridas para manejar el negocio. A medida que la empresa crece, no se pueden manejar todas las funciones desde un solo sitio, por lo que se nombran más personas dentro de la compañía con responsabilidades de manejo y se define un plan indicando como se relacionan las diferentes funciones y donde se toman las decisiones.



Es imposible determinar cuantas arquitecturas existen dado que las combinaciones son infinitas, pero generalmente cada arquitectura se puede clasificar en centralizada o distribuida. Es mas, hoy hay una combinación de esquemas centralizados y distribuidos coexistiendo, lo que ha llevado a generar términos como «centribuido» o «distrilizado» para significar una mezcla.  Si bien antes era indispensable tomar una decisión sobre uno de los dos esquemas, hoy conviven sin mayores inconvenientes.

Las arquitecturas de sistemas distribuidos empezaron a obtener popularidad en la década de los 80 cuando el computador central fue reemplazado por un gran numero de pequeños servidores instalados a lo largo y ancho de las empresas. La arquitectura Cliente/Servidor es una arquitectura distribuida. En su forma más simple, los servidores almacenan los datos, y los clientes la analizan de acuerdo con los requerimientos del usuario.  La tendencia hoy hace que estos servidores ni siquiera estén dentro de la compañía, sino que migren hacia centros de datos en la nube, generando arquitecturas nube/cliente.

Los límites entre las arquitecturas centralizadas y distribuidas se hacen más borrosos dado que muchas empresas están manejando su información en servidores pequeños y a la vez, mueve todos estos servidores a una ubicación física centralizada. Si el proceso de datos se va a suceder en varias ubicaciones, se puede decir razonablemente que se tiene una arquitectura distribuida. Si por el contrario, la mayoría del proceso se llevará a cabo en un solo sitio, se puede decir que tiene una arquitectura centralizada.



Las tendencias actuales miran con muy buenos ojos hacia la centralizacion en la nube, para atender requerimientos de conectividad y disponibilidad que hoy se imponen para la prestación del servicio de información.  La necesidad de estar conectados siempre, y de tener toda la información disponible hacen que la arquitectura nube/cliente presente ventajas que las otras no brindan, o que harían demasiado costoso estructurar para brindar los mismos servicios.

¿Cómo escoger la arquitectura apropiada?

Cada arquitectura tiene sus ventajas y desventajas. La arquitectura descentralizada nació como una respuesta a los altos costos y la baja flexibilidad que representaba la arquitectura centralizada. Por contra, es mucho más complejo administrar una arquitectura distribuida, sincronizar su desempeño y determinar cuales pueden ser los focos de problemas cuando algo falla.



Normalmente se discute y no se ha acordado cuál modelo de arquitectura es mejor. Para los arquitectos de sistemas es importante resaltar la necesidad de que cualquiera arquitectura que se implemente, debe incluir estándares de industria, y permitir, al máximo, un cambio entre una y otra. 

Normalmente los cambios en la arquitectura reflejan los cambios en los negocios. Con el advenimiento de temas como Reingeniería y Empoderamiento (empowerment), se vio la necesidad de distribuir la información, básicamente por la incapacidad de las redes de comunicación de garantizar acceso a información remota. Hoy con los avances en comunicaciones, esta razón por si sola no es suficiente para distribuir un sistema. Es más, gracias a los avances en comunicaciones, se ha podido combatir los altos costos de administrar un sistema distribuido mediante la centralización de nuevo de todos los servidores.

El caso extremo es la misma Internet. Es obviamente distribuida dado que la información se almacena y se procesa en muchos millones de computadores distribuidos por todo el mundo. Por otro lado, dado que el acceso al Web es mediante un browser o visor como el Firefox, Chroome o el Explorer, se tilda entonces que el PC funciona, cuando está conectado a la Internet, como una terminal bruta, y se asimila toda la red a un solo gran sistema de computo, tratando de definirla como centralizada. La Internet es sin lugar a dudas, una mezcla de todas las posibles combinaciones entre centralización y distribución de equipos, programas, y datos.  Lo más interesante de todo este esquema es que es transparente para el usuario.

Sea cual fuere su requerimiento y su decisión estratégica ahora, tenga en mente que los cambios en el negocio pueden requerir un cambio radical en la estrategia seleccionada para su arquitectura. La arquitectura no puede ser la razón de no efectuar un cambio organizacional; debe ser más bien la facilitadora. Al establecer la arquitectura de una empresa, es imperante tener en cuenta tanto los estándares a implementar como la casi garantía de que la arquitectura implantada sufrirá cambios en el muy corto plazo.



Comentarios
Compartir este contenido en:

Sobre Nosotros

Estamos ubicados en Cali, Colombia, y prestamos nuestros servicios en forma local, nacional e internacional.

gerencia@deltaasesores.com
Skype:  jocada

+57 (2) 555 4135
+57 313 737 3969

Carrera 130 # 11-153
Cali, Colombia

© 2019  José C. Daccach T. -  DELTA Asesores
Todos los derechos reservados.