Los grandes cambios en TI impactan toda la organización por lo que se deben seguir unos pasos que permitirán reducir un poco el riesgo de impacto negativo al hacer estos cambios.

Tener claro cuando abordar una tecnología en particular o tal vez cuando alejarse de la misma es una de las decisiones más difíciles de tomar al interior de las empresas.

Hay muchos ejemplos de estos cambios en TI que hoy debemos abordar: irnos a la nube o quedarnos como estamos, aprovechar los grandes datos, participar activamente en redes sociales, implementar redes sociales al interior de la compañía, activar movilidad, permitir acceso a todo en vez de restringir acceso a todo. Son solo algunos pocos ejemplos de las decisiones a las que hoy enfrentan las empresas con respecto a la tecnología informática.



El factor wow nos deslumbra constantemente. Los comentarios de los medios que deben transmitir estas tecnologías y sus bondades, por lo general transmiten no solo las bondades sino las promesas que ofrecen estas nuevas tecnologías, promesas que hasta que no se implementen no se podrán validar.

El primer paso, con tantas Para ayudarnos a identificar las tecnologías sujetas de nuestro análisis, podemos utilizar el ciclo de promoción exagerada propuesto por Gartner. Con ésta herramienta podemos concentrarnos en las tecnologías que están ya maduras, o próximas (0-2 años) a llegar al nivel de madurez requerido para su aplicación.

Una vez identificadas las tecnologías que pueden impactar el negocio, hay que determinar de quién es la decisión. No podemos perder de vista que TI tiene la obligación de garantizar que la infraestructura y las soluciones operen, pero quienes realmente tienen la obligación de generar valor para el negocio con la aplicación de estas tecnologías no es TI sino los líderes funcionales.



En muchas situaciones TI ha sido nombrado responsable por este tipo de proyectos y culpado por los fracasos cuando no generan los retornos esperados para el negocio. También se da el caso opuesto donde los usuarios adoptan tecnologías saltándose el departamento de TI. Ejemplos como la construcción de sitios Web, o adopción de servicios en la nube son solo algunos de este tipo de dirección.

Lo más importante es determinar cuál es la función de TI y cual la de los líderes funcionales y en conjunto tomar las decisiones correspondientes.

Teniendo clara la decisión en conjunto, el siguiente paso es hacerse una idea del panorama general que el cambio implicaría. No solo cambios técnicos, sino también impactos negativos y positivos en el negocio, en los usuarios, y hasta en los clientes y proveedores. ¿Qué se requiere para que la tecnología funcione y de sus frutos? ¿Cuáles son los problemas conocidos y cómo los abordamos? Preguntas como estas son las que debemos resolver antes de emprender el curso.

Con un panorama claro de lo que se debe hacer, la siguiente recomendación es descomponer la solución en diferentes partes que se puedan ir abordando por pasos y que permita ir midiendo el avance y aprendiendo en el proceso.



El análisis de utilizar los “grandes datos” por ejemplo, se puede descomponer en la consecución de los datos, el análisis de los mismos, y la toma de decisiones con respecto a este análisis. Así es más fácil abordar las tres etapas mencionadas que si se aborda como “grandes datos” en forma general.

Los grandes cambios en TI impactan toda la organización por lo que las recomendaciones arriba mencionadas permitirán reducir un poco el riesgo de impacto negativo al hacer estos cambios.

Comentarios
Compartir este contenido en:

Sobre Nosotros

Estamos ubicados en Cali, Colombia, y prestamos nuestros servicios en forma local, nacional e internacional.

gerencia@deltaasesores.com
Skype:  jocada

+57 (2) 555 4135
+57 313 737 3969

Carrera 130 # 11-153
Cali, Colombia

© 2018  José C. Daccach T. -  DELTA Asesores
Todos los derechos reservados.